De estranjis

Un blog con más ideología que tecnología

TIC

Las TIC en la educación de Andalucía: una valoración

| 19 Comments

El pasado 10 de enero se publicaron los documentos del debate sobre las TIC en la educación de Andalucía. Según la propia organización,

Al inicio del curso escolar 2012/2013, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía planteó la realización de unas Jornadas para analizar lo que había supuesto la incorporación de las TIC en la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje, durante todo el período de funcionamiento de los Centros TIC y del Plan Escuela TIC 2.0 en Andalucía. Se buscaba detectar las fortalezas y debilidades de estos programas con objeto de obtener un documento de referencia que sirviese para orientar el futuro de las TIC en el sistema educativo andaluz.

Estas jornadas se celebraron en Torremolinos (Málaga) los días 17 y 18 de octubre de 2012 y a ellas fueron invitadas personas de todos los sectores educativos, como detalla en su crónica el amigo Juanma Díaz.

El resultado de estas jornadas es, por tanto, la colección de documentos que se ha hecho ahora pública. En un primer documento se detallan las propuestas de las distintas mesas de trabajo; en un segundo, las conclusiones y propuestas elaboradas por las coordinaciones de mesa; y en el tercero, las medidas que adoptará la Junta de Andalucía. En total son cincuenta páginas de reflexión, análisis y propuestas para definir el futuro de las TIC educativas en Andalucía.

Comenzaremos por el final: el trabajo realizado desde las Jornadas de Torremolinos se resume en dieciseis medidas que adoptará la Consejería en relación con las TIC educativas. Y ésta es mi conclusión personal: creo que son unas medidas decepcionantes.

Empecemos, no obstante en positivo: en estas dieciseis medidas hay cuatro actuaciones que me llaman la atención. La medida octava propone que

en el repositorio de contenidos digitales se incluirán recursos accesibles y software específico para la atención al alumnado con NEAE.

En una comunidad que defiende la escuela inclusiva como lo hace Andalucía, esta medida es justa y necesaria. Es más, a uno le sorprende que, tras tantos años de desarrollo de los principios de la escuela inclusiva y de la Escuela TIC, tengamos que celebrar estas Jornadas para darnos cuenta de la importancia de las TIC para el alumnado con NEAE y de la necesidad de disponer de recursos de calidad para este alumnado, su profesorado y sus familias.

En segundo lugar, la décima medida anuncia que

se adaptará la normativa del programa de gratuidad de libros de texto a la utilización de recursos educativos para que facilite el cambio desde “ Programa de Gratuidad de los Libros de Texto” hacia el de “Programa de Gratuidad de Material Educativo”.

Ésta medida recoge un auténtico clamor precisamente del profesorado más innovador, que quería utilizar los fondos que la Consejería está destinando a la compra de libros de textos hacia otro “material educativo” que el profesorado estime oportuno. Conozco a muchas y muchos “docentes constructivistas” que se alegrarán de esta medida.

En tercer lugar, la actuación decimocuarta expone que

se creará un “Censo Tecnológico” online del parque global de recursos TIC.

Este “Censo Tecnológico”, en los tiempos que corren, parece una necesidad, especialmente si el análisis de ese censo tecnológico permite la redistribución de recursos TIC en razón de su uso. Sin embargo, no me queda muy claro cuál es el sentido de ese “censo tecnológico” y por qué se anuncia ahora su creación cuando supongo que todos los recursos TIC a los que se refiere son material inventariable y se deberían conocer su existencia y localización. En todo caso, me parece una medida de la administración hacia si misma, con poca incidencia – a no ser que implique redistribución de recursos – en la docencia en el aula o en la dotación de los centros.

Por último, la decimosexta medida establece que

se pondrá en marcha un sistema de prestación de asistencia provincializado para la gestión de incidencias TIC.

Puesto que las “incidencias” roban mucho tiempo a los centros y a los coordinadores y coordinadoras TIC, bienvenida sea esta medida si contribuye a reducir la ansiedad y la carga de trabajo de los equipos directivos y de las coordinaciones TIC en los centos.

Fuera de estas dos medidas, el resto del documento me parece que se limita a afirmar lo obvio y lo existente sin añadir mucho a la realidad de las TIC educativas en Andalucía. Es más, en muchos casos las medidas anunciadas demuestran aspectos del uso educativo de las TIC que deberían haber sido contemplados hace años y que la propia Consejería no ha sabido ver a tiempo.

Entre lo obvio y lo existente están medidas como

  • la elaboración de una orden para destacar el papel de las TIC en educación (¿Hace falta una orden?¿Alguien que no use las TIC cambiará por una orden?¿Acaso la orden impondrá la obligación de usar las TIC?¿Sólo se “destacará” o hablamos de desarrollar el ROC en los términos que los propios participantes en las Jornadas indicaban?),
  • incluir en la formación del profesorado una serie de aspectos relacionados con las TIC (en Andalucía los dos motores de cambio y dinamización de las TIC han sido el propio profesorado y los CEP y, sin embargo, leyendo esta medida parece que se anuncia una novedad),
  • valorar la integración de las TIC como un elemento relevante en la selección de directores y directoras (Ah, ¿esto no se hacía ya? Pues vaya…),
  • promover el uso de software libre en los centros educativos (¿No éramos nosotros la comunidad de Guadalinex?),
  • potenciar la creación de recursos educativos libres y accesibles (¿No lleva el IEDA años haciendo esto mismo con calidad y profesionalidad?¿No hacen esto ya muchos docentes andaluces?¿No se potenciaba antes?),
  • la continuación de los programas pilotos sobre experimentación en nuevos soportes digitales (pues eso, continuación),
  • en los premios convocados por la Consejería los materiales deben estar en software libre y tener las licencias y formatos adecuados (esta medida en realidad es una de las maneras de potenciar la creación de recursos educativos libres y accesibles y no pasa de ser una reflexión sobre la convocatoria de premios a material educativo; quien no se presente a estos premios, no se ve afectado por la medida),
  • facilitar el acceso a AGREGA (lo cual vuelve a ser una actuación para potenciar la creación de recursos educativos libres y accesibles),
  • dar mayor difusión a las herramientas de gestión (En principio esta medida es positiva pero ¿se ha detectado desconocimiento?¿Cuáles son las causas? Y si es así, ¿por qué no se ha hecho algo antes?¿Arrancaron quizás esas herramientas de gestión sin la conveniente difusión?),
  • potenciar la adquisición de competencias digitales del profesorado y del alumnado (¿No es éste el objetivo del uso de las TIC en educación?¿Qué significa esta medida?¿No es la competencia digital una de las ocho competencias básicas? En relación con el profesorado, ¿no hemos hablado ya de los CEP?¿Y por qué aparece esta medida, que debería ser la primera, en la posición décimo segunda?)
  • poner a disposición de la comunidad educativa un espacio para compartir experiencias que contribuyan a las buenas prácticas (en realidad los docentes andaluces ya han creado una gran diversidad de espacios para compartir experiencias ante la ausencia de la Administración, en la red como Proyéctate o el grupo Docentes en Facebook, o presenciales como el EABE: la pregunta es dónde estaba la Consejería todos estos años…; ah, y ya de paso cerramos la muy cerrada Colabora, que a nadie satisface y que tan poco juego ha dado al profesorado y a los CEP, en mi humilde opinión) o, finalmente,
  • crear una mesa de personas expertas para definir el equipamiento tecnológico mínimo para la adquisición de competencias educativas básicas (¿Cómo?¿Equipamiento para la adquisición de competencias?¿Organizar una mesa de personas experta para definir el equipamiento?¿No se tiene claro si apostar por el modelo 1×1 o el modelo PDI?¿Ahora, tras toda la inversión que se ha hecho estos años atrás?).

En fin, como se puede ver, no me han gustado las medidas que anuncia la Consejería de Educación tras el debate de Torremolinos, aunque como soy un optimista convencido y conozco qué valor tiene el enunciado de estas medidas en términos de compromisos reales, estoy seguro (o casi) de que el desarrollo de estas medidas será mejor en la práctica que en el papel.

Sin embargo, cuando uno lee el resto de documentos que acompañan a estas medidas sí descubre ideas muy interesantes. Pongamos algunos ejemplos (algunos recogidos literalmente) en el mismo orden que aparecen en el documento de conclusiones y propuestas elaboradas por las coordinaciones de las mesas:

  • Revisión y potenciación de la figura de la coordinación TIC en los centros y su participación en el ETCP y el Equipo Directivo
  • Facilitar los cambios de espacios y horarios
  • Inclusión en el ROC de Primaria del Departamento de Formación o similar
  • Convocatoria de asesorías en los CEP (conozco algún CEP que se mantiene sólo con tres asesoras…) y decreto con nuevos perfiles de asesorías
  • Recuperar la función pedagógica de la coordinación TIC
  • Incluir en el POAT el uso seguro de las TIC
  • Formación a las familias
  • “Evitar la distribución estándar que se ha realizado hasta ahora, valorando los recursos de cada centro y optimizándolos, en base a peticiones sobre varios modelos de aula”
  • “Mejora de la conectividad interna y externa para fomentar, entre otras, el uso cooperativo de las TIC”
  • “Desarrollo de una carrera profesional docente que valore buenas prácticas metodológicas y de evaluación”
  • “Cambios en la selección inicial y formación inicial del profesorado con la inclusión del uso de las TIC. Deben evaluarse más competencias profesionales que contenidos”
  • “Apoyo e incentivo al profesorado y a los centros innovadores, que trabajan con nuevas metodologías, por parte de la Consejería”
  • “Que exista una acreditación que permita acceder a una plaza específica (coordinación TIC) en el concurso de traslados y que esa persona tenga un perfil de distintos niveles con unas habilidades y requisitos específicos”
  • “Definir las competencias básicas TIC de docentes y de otras figuras en relación con la formación TIC”
  • “Buscar el reconocimiento de la formación formal o informal a través de la muestra de evidencias de la formación y de su trabajo en el aula”
  • “Actividades formativas con un nuevo diseño que incida más en la metodología y que exista una aplicación práctica continuada durante la actividad formativa”
  • “Ligar formación a procesos de mejora”
  • “Potenciar modelos de formación del profesorado que incluyan las visitas a las clases de compañeros y compañeras”
  • Literalmente: “El uso de la aplicación Colabor@, tal y como está planteado, es una carga añadida debido a su encorsetamiento más como burocracia añadida que como algo realmente útil.”
  • Una mención especial merece la llamada de atención, en la página 16, respecto al estado actual de los Centros del Profesorado y la atención que la Consejería les ha prestado en los últimos tiempos. Por no profundizar en el tema, ésta es mi conclusión: los participantes en las Jornadas de Torremolinos destacan el papel de los CEP en el uso educativo de las TIC y reclaman a la Consejería que permita que los CEP hagan bien su trabajo.
  • Favorecer el uso del portfolio electrónico del alumnado para una evaluación participativa y para que el alumnado sea consciente de su propio aprendizaje.

Así pues, mi sensación general tras leer los documentos es que la reflexión por parte de los asistentes a las Jornadas de Torremolinos realmente desborda el alcance de las medidas que la Consejería ha anunciado. En ese sentido hay dos párrafos que demuestran el grado de madurez y profesionalidad del profesorado TIC andaluz. En la página 20, destaco el siguiente párrafo:

Una de las percepciones más generalizadas con respecto a los libros de texto, tanto en papel como los “digitales” que están siendo presentados por las editoriales, es que además de suponer un ataque directo a la innovación educativa y una consolidación de metodologías tradicionales, propician el control por parte de la administración y de los distintos grupos editoriales. Se observa que los mismos desarrollan un currículum oculto que no se adapta al vigente.

Y en la página 21 destaco lo siguiente:

El programa de gratuidad de libros de texto ha supuesto la consolidación de dicho libro como centro en torno al que gira la formación del alumnado, en detrimento del uso de recursos digitales y consolidando metodologías tradicionales, muy alejadas del desarrollo de las competencias básicas que se deben procurar en el alumnado. En numerosas ocasiones, el programa de gratuidad de libros de texto ha propiciado presiones para utilizar uno en departamentos o niveles en los que previamente no se utilizaba texto alguno, propiciando que el libro de texto ocupe el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje y perpetuando metodologías anquilosadas y propias de antaño. Esto ha evitado que el alumnado ocupe el centro del proceso formativo y que las TIC y los recursos digitales jueguen el papel que debieran en ese proceso. En definitiva, el esfuerzo económico que se ha estado haciendo no se ha realizado en la dirección correcta y eficiente. El clamor generalizado de la comunidad es cambiar la denominación de este programa en favor de “Programa de gratuidad de materiales curriculares” o “Programa de gratuidad de material escolar” con el que seguir asegurando la equidad y la gratuidad.

Estas reflexiones de los participantes en las Jornadas de Torremolinos me parece que recogen algunos de los valores centrales de la Escuela TIC: innovación, disrupción y capacidad crítica, compromiso social, profesionalidad y autoconfianza. Estos son los valores que hacen grande al proyecto TIC y al profesorado que lo ha desarrollado; sobre los libros de texto, analógicos y digitales, dejo el análisis a mi buen amigo Jordi Adell, que seguro que tiene algo que decir al respecto.

En definitiva, creo que las medidas anunciadas por la Consejería sirven fundamentalmente para consolidar lo existente y se ven muy pocos avances en un campo que se define por su capacidad de innovación y cambio. Así, por ejemplo, me gustaría haber encontrado alguna mención sobre formación inicial del profesorado (¿Se invitó a la universidad a estas jornadas?¿O la universidad no es un sector implicado en la educación y formación del profesorado?) o conceptos como el “entorno personal de aprendizaje”, referencias claras a la carrera profesional docente, solución a los problemas de conectividad en los centos, propuestas metodológicas innovadoras como el flipped learning y el uso del portafolios digital (sólo presente en los documentos de las mesas de trabajo), el desarrollo de la educación a distancia siguiendo el modelo del IEDA, una mirada hacia dispositivos y recursos como las tablets y las apps educativas, la relación entre el sistema educativo y Guadalinfo, el reconocimiento de los aprendizajes informales (¿aprendizaje invisible?¿educación expandida?) del alumnado y del profesorado, etc. Creo que una Consejería que quiere liderar debe ir por delante y no limitarse a consolidar lo que ya se viene haciendo o a corregir lo que no se ha hecho, se ha hecho mal o de manera limitada.

En fin, para acabar, coincido con la conclusión del grupo de coordinación cuando afirman, de manera muy castiza, que el sentir de todos desde el inicio de las jornadas se traduce en “ojalá que esto sirva para algo”. Espero que la Consejería haga caso a este equipo de organización y se haga un seguimiento adecuado de estas medidas y una evaluación seria de las actuaciones que de aquí se deriven. Así pues, acabo también sumándome a ese deseo: ojalá que todo esto sirva para algo.

19 Comments

  1. Está claro que se inicia un nuevo camino. Pero me preocupa hacia dónde. Como dice una compi de mi centro “paso y me reservo”. Gracias por tu trabajo y análisis. Como siempre todo un lujo.

  2. Desde fuera da la impresión de que la probabilidad de que la Consejería adopte una medida es inversamente proporcional a su previsible impacto disruptivo sobre las prácticas didácticas de aula y la organización de los centros. Es como si el miedo al cambio presidiera la introducción de las TIC en la educación. El triunfo de la media, la mediana y la moda, las medidas de tendencia central. No hay visión y el resultado es “hagamos lo mismo que antes”. Desilusionante.

  3. Querido Fernando ( amigo truji), de verdad que me tengo que quitar el sombrero ante tu análisis de estas medidas. Has conseguido que abandone la idea de limpiar (hacer sábado que decía mi madre) y me ponga a leer y escribir parte de lo que había pensado el otro día cuando salieron las medidas y las leí a toda prisa antes de irme al insti , por cierto a usar el aula de informática, como suelo hacer todavía algunos días de la semana.

    Totalmente de acuerdo en que en las conclusiones de las mesas y el resumen de los coordinadores de las mismas hay muchísimas buenas propuestas que además has recogido muy de acuerdo a mi propio sentir.

    Primero, me gustaría aclarar que agradezco que se publiquen los tres documentos y que espero que vayan siempre unidos.

    - Propuestas realizadas por las distintas mesas de trabajo.
    - Conclusiones y propuestas elaboradas por los coordinadores de las mesas.
    - Medidas que adoptará la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

    Sin embargo como bien dices las medidas aportan muy poco nuevo, en muchos casos vienen a decir lo mismo que ya se suponía que se estaba haciendo, pero también es cierto que si vamos medida por medida puedo ver que estas tratan de recoger de una manera muy general lo que se dice en las propuestas de los coordinadoras de forma más detallada. Es decir, han simplificado en un párrafo muchas de las conclusiones.

    Esto me parece peligroso porque aunque la intención sea que a partir de estas medidas se haga gran parte de lo que se recoge en las propuestas y conclusiones, luego, ya lo estoy imaginando, se podría hacer de la manera que se decida para cumplir el epígrafe de la medida pero ¿hasta qué punto van a mirar lo que se decía en las propuestas y en las conclusiones?

    Por eso, lo único que quiero añadir a tu comentario es que entiendo que esas medidas quieren responder a las necesidades de cambio e inquietudes manifestadas en las conclusiones y quiero ser positiva en que serviran para algo, pero opino que sería muy interesante que la Consejería añadiera un documento en el que detrás de cada medida aclarase qué conlusiones son las que se tratan de recoger y satisfacer con dicha medida. Es posible que no se pudiese tener en cuenta todas las conclusiones pero sí deberían de recogerse la gran mayoría y convendría tenerlas asociadas a las medidas porque así se estaría indicando cómo se iba a llevar a cabo la medida o qué es lo que se debe entender en la aplicación de la misma.

    Y ahora sí que me voy a “hacer sábado”
    isabel

  4. Yo ya he hecho sábado ;))
    La aclaración a cada medida como dice Isabel se puede encontrar en los documentos de las mesas.
    El trabajo está hecho. La teoría se nos da maravillosamente bien. Poner puertas al campo, mejor. Lo difícil es ponerle el cascabel al gato y eso a día de hoy no parece que haya nadie capaz de hacerlo. Y no es la pela, porque no hace falta más dinero. Hace falta gestionarlo mejor y dejar de regalarlo a las editoriales analógicas y digitales, dejar de regalar ordenadores a niños que tienen en sus casas iPads desde hace mil, comprar mejor a empresas mejores, y ponerle las peras al cuarto a los empleados que ya está bien de “poquito a poco”, además de dejar de mirarnos con condescendencia a los que nos dejamos el pellejo en esto y en mejoras que nada tienen que ver con apestosos y humillantes planes de calidad.
    Que no es difícil, que no es caro, y que no da miedo porque los resultados son espléndidos.

  5. Una medida que se contempla para evaluar el ejercicio de la dirección se recoge en la ORDEN de 8 de noviembre de 2007, por la que se establece el procedimiento para la Evaluación de los Directores y Directoras en los centros docentes públicos de Andalucía, a excepción de los universitarios. Dentro del ámbito 4) “El impulso de programas de mejora, en especial, en lo relativo a acciones puestas en marcha para contribuir a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y al desarrollo de programas de innovación y del fomento de la participación del profesorado en planes y actividades de formación”. Se evalúa el Item d) “Promueve la integración de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la práctica docente, según un proyecto educativo asumido por el centro”.

    Ni que decir tiene que el Proyecto Educativo lo tendría que contemplar y el de dirección también, ya que bebe de éste y a la inversa. Por tanto, huelga este parto de los montes en lo que a liderazgo y TIC se refiere: “valorar la integración de las TIC como un elemento relevante en la selección de directores y directorasa (Ah, ¿esto no se hacía ya? Pues vaya…),” Si se debería hacer en todas las memorias de dirección y evaluaciones externas desde la promulgación la norma de arriba.

    Otra cosa: los coordinadores de programas estratégicos de la Junta, y el de Escuela TIC 2.0 es uno ellos, “podrán formar parte de los Equipos directivos en los términos que se establezca”. Otro hecho ya escrito que aún no se ha resuelto.

    Quizá lo que lo que pasa es que no se lee mucho… Por eso la ley no se cumple, jjj De ahí que agradezcamos análisis tan sagaces.

    • Los directores que no dan ruido permanecen en sus cargos.
      La evaluación real, honesta y efectiva es un fake.
      Independientemente de que, porque ellos son así, haya directores y directoras de gran calidad, como hay profes de gran calidad sin que nadie venga a obligarlos nunca.
      Yo no sé ni cómo salimos adelante… bueno sí, desperdiciando talento y robando vidas.

      • Creo que, como todos, tenemos margen para la mejora. Y teniendo unos servicios encargados para evaluar una buena práctica y hacerla cumplir, me pregunto por qué no se hace. Serían por este orden: Inspección y AGAEVE. Si queremos cambiar el modelo de supervisión, que se diga.

        En cualquier caso, aunque la evaluación sea un fake, como tú dices, y haya direcciones y profesorado que por naturaleza sean como son; tenemos que poner en marcha los mecanismos necesarios para, ni desperdiciar al que vale, ni robar más el futuro de niños y niñas.

  6. Buenas.

    Quiero centrarme en 3 aspectos (dejaré “eso de la formación tIC” para otro momento):

    - ¿Gratuidad de libros de texto por gratuidad de materiales? Sí, ¡¡¡¡¡¡ya era hora!!!!!! Ahora bien… ¿Cómo se va a hacer realidad esa medida? ¿Por fin se van a ver obligadas las editoriales a ofrecer material de calidad? ¿Están preparadas? ¿Está el profesorado preparado? ¿Por fin se va a garantizar que el alumnado tenga acceso a la educación que merece sin discriminaciones independientemente del Centro en el que estudie? ¿Qué materiales, cómo se va a “permitir” seleccionar dichos materiales al profesorado y a los Centros?
    Y alguna ¿…? más. Porque claro, estamos más que acostumbrados a leer y escuchar medidas e ideas bastante buenas que acaban convirtiéndose en esperpentos. Balón a seguir…

    - Elaboración de una orden para destacar el valor de las tIC. Supongo, y espero que sea la que ordene el desconcierto en cuanto a planes vigentes, actuaciones, programas… En definitiva, la elaboración de un Proyecto (como comentaba Jordi hace un rato en twitter), en el que quede clara la visión y el futuro de las tIC en Andalucía.

    - Caso omiso a la propuesta (desde hace tiempo de @pacoxxi ), de la creación de un Centro Andaluz de Innovación Educativa que sea referencia dentro de nuestro sistema educativo y por tanto referencia a muchos más niveles. Hay necesidad de potenciar y dar valor a la innovación en el ámbito educativo, y para lo único que se utiliza a quienes están innovando en las aulas, es para “exhibiciones” en jornadas y congresos…
    No hay dinero (¿no hay dinero?), pero sí agallas para seguir despreciando y desperdiciando vidas a lo largo del sistema educativo.

    Hay mucho por hacer, y para llevarlo a cabo espero que de una vez por todas la administración asuma que debe hacerlo contando (en palabras de Lola) “con el asesoramiento de la gente que había y los que no estaban pq no tiene precio, pero…” … Pero que no sea un asesoramiento de usar y tirar como viene siendo habitual cuando quienes “asesoran” exigen y reclaman medidas que tendrán el impacto necesario para provocar los cambios que necesitamos en nuestro sistema educativo, y que no se realizan porque… este sindicato bla,bla,bla… estos directores/as ble,ble,ble… estos inspectores/as bli,bli,bli… y este profesorado blo,blo,blo… nos saca de aquí a gorrazos. Eso sí, a nuestro alumnado lo tenemos repitiendo el blu,blu,blu… y tan contentos.

    Y ya he dicho que estoy contento al ver escrito por primera vez “materiales educativos” en lugar de “libros de texto”, y solo lo he visto escrito. Después dicen que somos exigentes :P
    ;)

    • Qué pronto hacéis sábado. ¡Al fin una análisis, tras cien anuncios! Me sorprende el silencio generalizado sobre tantas cosas que están pasando, una tapando la anterior. Vivimos en tiempos de memoria de pez, escandalitos que duran diez tuits, hasta el siguiente.

      También me sorprende la sorpresa. Si se ha vuelto a empezar en la casilla cero, ¿esperábais que se llegara más allá de la casilla uno? Se concluyó lo mismo que las anteriores diez veces. Parece que las Jornadas periódicas sirven para que se desahoguen algunos y para que aprendan los nuevos responsables. Lo que pasa es que las cosas están tan mal, que los compromisos de continuidad alivian. Yo leo las conclusiones con alivio, por eso las acogí con alegría. El hecho de que existan ya es positivo. Aunque signifiquen continuar en la ambigüedad, en el fácil laissez-faire que ha reinado en Andalucía desde siempre. Se han inventado las cosas tantas veces, plataformas colaborativas, normativa (en los comentarios os acordáis de la evaluación de proyectos de dirección, también la normativa de libros ha sido siempre, nominalmente, de materiales educativos). ¿Formación inicial, sin universidad? ¿pdi o 1×1? ¿recursos libres o editoriales? ¿no son contradicciones a las que no se les mete mano? ¿cómo puede esperarse resolverlas en un fin de semana? El debate hoy tiene que ser continuo, y abierto. En el terreno que elija el interlocutor. ¿Existe ese debate?
      ¿existe la actitud?

      Tuiteé: ¿hoja de ruta? ¿previsiones económicas? Porque estas conclusiones son sólo un compromiso de continuidad. Falta la definición. Mi postura: bienvenida la continuidad en los proyectos, conocido el entorno por los nuevos responsables, ahora empieza el baile.

      • Gracias Truji por tu trabajo.
        Me parece acertadísima la frase de Juan Rafael: “Parece que las Jornadas periódicas sirven para que se desahoguen algunos y para que aprendan los nuevos responsables.”
        Espero que si se elaboran contenidos, y son profesores quienes los elaboren, cosa que sería muy deseable, se respete la ley y no se prive de la autoría intelectual de los mismos a sus autores. Estos “pequeños detalles” hasta las “odiosas” editoriales, los respetan.
        Achuchones varios.

  7. Gracias, Fernando por tu trabajaso.
    Nada nuevo y mira que las aportaciones fueron bastantes y solían indicar un camino que podría servir para dar un salto en la dirección de sobreponernos a la situación actual, que está anquilosada y en retroceso.
    Espero que ese salto adelante podamos darlo ayudándonos entre todos y todas y superando las piedrecitas que nos pongan en el camino.
    Un abrazo.

  8. Un análisis amplio el que has elaborado y ofreces en el blog, Fernando.
    Mi comentario va a incidir brevemente en el tema “continuidad de incorporación de elementos TIC en la metodología del siglo XXI” que está relacionado con temas como la dotación de los centros, gratuidad de materiales curriculares y evaluación del profesorado, entre otros.
    Según aprecio, tras la asistencia en los últimos meses a distintas actividades, se va a tender a dotación básica para los centros y dotación según proyectos o implicación. Para mí, esta tendencia o decisión es rendirse ante la falta de implicación de la generalidad del profesorado y vueltas al voluntarismo.
    La decisión del 1 dispositivo x alumno/a creo que no se debería abandonar. A mi forma de ver, ha sido la medida antibrecha digital más decisiva, a pesar de ser mejorable tanto en su implantación como en su implementación diaria en la actividad formal y no formal.
    En algún sitio comenté sobre la inutilidad de libro digital sin dispositivo 1×1; no me sirve el libro (sea del tipo que sea) proyectado en una PDI, no me sirven los accesos a materiales digitales ya que potencia la brecha digital (no todo el mundo tiene acceso gratis a la red).
    La competencia para “aprender a aprender” y la de “tratamiento de la información y competencia digital” (entre otras de alta carga tic) no son algo adicional o accesorio; son obligatorias tanto para el alumnado como para el profesorado y para la vida laboral. Debe evaluarse. La administración no puede plegar alas y dejar que estas competencias se diluyan en el voluntarismo, en los proyectos de “gurús”.
    Salu2

  9. Estoy en Cuenca. Hoy he participado en una sesión sobre trabajo por proyectos como parte de un Comenius. He comido y paseado con algunos de los participantes y hemos hablado -what else? que diría G. Clooney- de formación del profesorado. No os daré detalles, no sé si ellos querrían airearlos, pero tengo que reconocer que he sentido cierto alivio al leer esto y comprobar cuáles son nuestras preocupaciones y el alcance de nuestra ‘frustración relativa’ en este terreno.
    Ya sé que el conformismo no es una solución y de verdad que valoro mucho tanto el análisis primero como los lúcidos comentarios que le siguen, pero, no sé, a ver:
    - Alguno de vosotros o vosotras siente que no puede llevar a cabo las metodologías que quisiera porque la administración educativa se lo impide o se lo dificulta seriamente?
    - Alguien a estas alturas piensa que las medidas, decretos, jornadas… van a obligar a cambiar la forma de enseñar del profesorado que no quiera hacerlo?
    Es posible que las medidas que se van a adoptar -o que dicen que se van a adoptar-, qué más da, no sean todas las que se necesitan o no sean todo lo ‘impactantes’ que desearíamos, pero tampoco creo que sean negativas o que vayan en una dirección opuesta a la deseable.
    Podrían hacerlo mejor, y espero que este blog sirva para darles pistas, pero no olvidemos que también se puede hacer manifiestamente peor… y sin pedir ni aceptar opiniones!
    PD.
    Y, además, van a cerrar Colabora!
    Que llenen!!
    D.

  10. Sintiéndolo muchísimo, creo que todas estas medidas (por el sitio y las personas de donde proceden) no van a servir absolutamente para nada y me parece que en el momento en el que estamos (de crisis económica y recortes) habría que pedir responsabilidades a todos los implicados.

  11. Gracias una vez más Fernando por compartir tus reflexiones, que suscribo punto por punto. Sólo siendo benevolente en la valoración de estas medidas cabe esperar que su aplicación produzca cambios relevantes en la línea de las reflexiones que vivimos en las mesas. Hay algunas ausencias llamativas: Agustín menciona una muy importante, la evaluación.
    A la vez tengo un sentimiento encontrado entre el reconocimiento a la Consejería por su iniciativa de volver a poner las TIC en el centro del debate educativo, en momentos en los que cunde el pesimismo respecto de su futuro en Educación tras la desaparición de Escuela TIC 2.0, el abandono del mantenimiento de los ultraportátiles, etc., y la escasa concreción (y por tanto exiguo compromiso) de unas medidas que, sinceramente, no están a la altura del trabajo de los coordinadores de las mesas y de los participantes en las jornadas. Es verdad Juan Rafael que ya nos conformamos con el alivio de la continuidad con la que cae.
    Como bien ha dicho Isabel, es un acierto publicar y distribuir los tres documentos juntos; y como dice Lola, ahora viene lo difícil: que llegue al aula. Para ello, más que nuevas reformas legales (muy oportunos los recordatorios de Juan Bueno respecto de la presencia de las TIC en el BOJA) es imprescindible que en las prioridades cotidianas de los centros tengan cabida las TIC; que tengamos la necesidad de utilizarlas para afrontar los retos cotidianos. Si nos planteamos hacer videoconferencias con alumnado y profesorado de otros países para desarrollar la competencia lingüística en Inglés o Francés con estrategias low-cost, entonces no tendremos más remedio que recurrir a las TIC. Si seguimos haciendo ejercicios del libro de texto las TIC no nos hacen ninguna falta.
    Por cierto, la comunidad de Proyéctate agradece la mención :-)
    Me sumo a los achuchones de Antonio, y quedamos para el baile que propone Juan Rafael.

  12. Gracias Fernando por tus reflexiones y ponernos a cavilar.
    Son casi diez años de las TIC en los centros docentes Andaluces y como bien dice Juan Rafael estamos en la“casilla cero”. Pienso que muy poco hemos avanzado, si tenemos en cuenta la cantidad de recursos y presupuesto que se han aportado. No se han sabido aprovechar, ni los materiales ni los humanos, lo que de bueno tiene el profesorado andaluz y su potencial. Por: ¿Mala planificación? ¿Continuos cambios en la Consejería? ¿Demasiados programas y planes que no se han concluido? ¿Algún plan de calidad mal enfocado?… Son muchos los frentes abiertos y mal coordinados entre sí y a veces con poca coherencia. Todo se queda en reflexiones, valoraciones y propuestas en jornadas que solo sirven para calmar conciencias.
    Las TIC es uno mas de los proyectos que se ha iniciado pero que no se ha llegado a profundizar lo suficiente y consolidarlo, están los recursos, pero infrautilizados para poder conseguir los objetivos y competencias reales en las aulas, donde no han terminado de calar y generalizarse. Pero seguiremos en la brecha.

    Un saludos a todos

  13. Me encanta escuchar leer y seguir a los que ya consideros compañeros y amigos de profesión. Cuanta luz veo en todos vosotros.

    Mi opinión personal sobre toda esta historia no la sé ni yo misma… que lio.

    Por una parte, el hecho de que se haya realizado esta jornada es una buena señal. Hemos renovado nuestros votos-TIC, la Junta de Andalucía se ha abierto un poco más, hemos demostrado que nuestras propuestas son claras, profesionales y hay bastante coherencia y unanimidad, hemos respondido a la llamada mostrando esfuerzo, trabajo y decisión….

    Pero, ¿ahora qué?. Las propuestas que la junta recoge ya estaban bastante presentes en la normativa… Sí, es verdad, pero ¿se llevaban a cabo? Pues lo siento, pero no.
    Esta repetición debe significar que se harán aún más relevantes y se tendrán en cuenta en diferentes engranajes del sistema que los relegaba a un segundo plano. Lo difícil es que esa relevancia la hagan llegar al aula. Y no entiendo el porqué. Está el sistema preparado para ello, pero la actitud del docente no lo está.

    En cuanto a crisis… si años atrás se nos ha equipado con material y equipos usémoslos. Seguro que por muy discutibles que sean serán más económicos que dejarlos apagados y recurrir a gastar fotocopias y libros que cambian año si y año también.

    En cuanto si estamos en la casilla 0, me niego a pensar que sea verdad y prueba de ello han sido el gran nivel que ha demostrado todos los presentes en estas líneas y muchos más que estamos implicados en sacar las TIC hacia adelante.

    La ambiegüedad del documento, me repatea un poco la verdad, pero por otro lado comprendo que debe expresar toda la flexibilidad necesaria (o conveniente) para extender el abanico de posibilidades para llevar a cabo las propuestas.

    Ahora hay un documento publicado y alude a una normativa futura…. pues espero que salga a la luz y espero que se aplique por el bien de todos (educación de la comunidad), aunque algunos crea que es por su propio mal (el personal).

    Tengamos esperanzas, pero cojamos la sarten bien por el mango y pidamos que siga el avance.

    NOTA: he preguntado a mi alumnado de 1º a 4º por los regalitos de navidad…. y han ganado por goleada las Monster High (que horror) y las TABLES. Eso tiene que significar algo.

    Gracias Truji por tu análisis y por tu buen hacer como siempre.
    Besos para todos porque me siento dichosa de estar entre vosotros y eso me lo han dado las TIC.
    Sigamos remando.

  14. Nos contentamos con poco. Veo un gran optimismo por algo que es sólo una línea de continuidad, vaga muy vaga. Pero a pesar de los pesares, esa actitud optimista es la mejor para nuestros alumnos y alumnas; así que no la perdamos.

    Sólo veo interesante los puntos ya mencionados:
    Que la gratuidad de libros de texto pase a ser de “material educativo” y la asistencia técnica provincializada (¿cuántos años hace que esto viene pidiéndose???).

    Respecto al censo, si no hay un “Plan renove/reutilización” que permita además el paso de equipos de un centro a otro, será un mirarse el ombligo.

    Por otro lado, en el punto uno “Elaboración de una orden que destaque el papel que representa el uso de las TIC en el Sistema Educativo Andaluz” si eso no pasa, entre otras cosas, por poner en valor el trabajo del profesorado con medidas concretas (puntos para traslado, autoría del material, acceso a puestos específicos, etc), la orden se quedaría sólo en buenas intenciones.

    El tema agrega, daría también para hablar.

    Un abrazo.

  15. Reflexiones muy acertadas, algunas discutibles, otras verdades como puños.

    Al principio del desembarco tecnológico, una de las “acusaciones” más difundidas era la de volcar un montón de aparataje sin una línea clara de actuación e integración, sin suficiente formación, sin modelos metodológicos…

    No sé si se vuelve a volcar todo el esfuerzo en dicho aparataje porque, mi manera de ver las “16 medidas”, es que se resumen en dos: la 1 y la 15: destacar el papel TIC por normativa y crear una mesa definitoria de mínimo equipamiento. El resto, 14, no las veo más que como aspectos de la 15. Me explico:

    Hay cuatro referencias a los materiales que han de correr en dichas máquinas, una al software de gestión y un par de ellas al software de soporte (libre) y su imposición cara a los materiales que se premien y desarrollen. Una última, la tocante a los libros de texto, nos abre la puerta a materiales TIC. Todo esto está en la órbita del software, elemento inseparable de la pura máquina (llevamos 8).

    Un par de ellas más están hablando del parque tecnológico y su asistencia, medidas íntimamente ligadas a las máquinas claro (tenemos 2 más).

    Tres hacen referencia a los ámbitos de formación y competencias de profesorado (directivos o no) y una sola a difundir buenas prácticas de cómo usar todo esto, o sea, aprender la máquina (y juntamos 4 más con lo que tenemos las 14 nombradas).

    No es que yo vea mal todo en su conjunto, alguien tiene que decidir y decide. Pero como que me falta algo. Y puede ser que la clave esté en la primera medida, en su desarrollo, claro está, y que está por ver con el tiempo. Porque la pregunta que yo me hago después de muchas lecturas tan instructivas como las vuestras es…

    si dotamos a los centros con un equipamiento de base “necesario para la adquisición de competencias educativas básicas”, ¿fijará la primera medida normativa para “destacar el papel que representa el uso de las TIC en el Sistema Educativo Andaluz”
    1. cuál es la competencia mínima necesaria del profesorado para ejercer su función, y cauces y obligatoriedad para alcanzarla
    2. en que se concreta la competencia mínima de base que deben alcanzar los alumnos y, por último,
    3. evitará de manera normativa que el profesorado pueda ejercer alegremente una abstención voluntaria de uso de ese mínimo equipamiento, materiales y metodologías?

    Me parece que si estas cuestiones no se clarifican meridianamente estaremos, como en tantas cuestiones, ante un nuevo brindis al sol.

Leave a Reply

%d bloggers like this: